Tuesday, October 30, 2007

una carta

para mi reina catalana



mi cama ha quedado llena de estrellas
y asteroides de distintos colores.
yo, acostado
y tapado hasta las orejas
para desterrar el fío,
sostenía el libro de gil de biedma
mientras de él caía tremendo acontecer estelar.

fue así que, poco a poco, entré
en los distintos recovecos
de una poesía fuerte, a veces reservada,
ágil, contundente.
los astros, cual señales,
caían sobre mí
indicando el siguiente poema
que decodificaría al poeta
y descifraría tu mirada intensa.

llegué a tu favorito.
me estacioné ahí durante una ráfaga de viento,
después seguí con otros
para llegar a mi primera conclusión:
si no fueses tan puta!

espero que pronto
sea con frío
o en los brazos del verano
podamos acurrucarnos
y disfrutar
otra emulación de las perseidas.

2 comments:

Invisible Soledad said...

¿Qué se podría decir ante lo que escribes?... es que eres hermoso.

pk said...

gracias, querida.

aun sigo limpiando mis almohadas

besos