Monday, October 13, 2008

réquiem / ii

ii. kyrie eleison

cierro los ojos. después de un primer momento oscuro, indescriptibles manchas de color juegan en un trasfondo lento que se convierte en algo parecido a un túnel. es como si avanzara en mi propia vista para ir hacia delante y hacia adentro. silencio total y luego el coro. en el coro las voces tienen que bailar junto a las varias voces de la orquesta. sólo así se llega a un momento de perfección en que los cuerpos laten, palpitan con los compases dados, con los tiempos y con los silencios. por eso los ensayos son cada vez más pesados, más y más insistencia en nuestras jóvenes voces enclaustradas. pero yo no creía en la magia de la música hasta hoy, cuando al otro lado del coro, en el momento en que los contralto dan paso a los falsetto y al mezzo-sorpano, los tres despuntaron a un soprano que cantó como luz rompimiento de gloria. luz que entró directo en mí. lo vi: era un niño hermoso, benedictus qui venit in nomine domini. me miraba con su voz cimbrando mis huesos. un niño de piel suave, delgado, ojos claros, cabellos hechos de seda oscura, benedictus qui venit in nomine domini. los vientos de metal que tocaban sus finos labios color fresa madura querían callar, salir por los vitrales del templo o fundirse en los vidrios. no pude menos que cantar para acostar su voz entre la mía, y hacer que mi abrazo ardiente en todo mi cuerpo levantara su vuelo para encontrarlo en el aire, en las barrocas terminaciones de la nave central en donde todo se confunde y se mezcla ante los ojos del que ya no mira y sólo escucha. y el hermoso niño me estaba viendo, kyrie eleison. me mira. escucho su voz y me toca, me abraza, me lleva más allá del frío de la muerte cegada ahora por los ojos claros que me miran. kyrie eleison, piedad, señor. tadzio, en dónde estás. tadzio, mis ojos extraviados te buscan por la inmensidad eterna. te busco en todas las vidas de los hombres y te veo caminado con los pies desnudos sobre la arena de una playa a la que nunca llego. ¡en dónde estás, tadzio! kyrie eleison. señor, ten piedad.

6 comments:

anónim/a said...

Querido Peka,
voy a esperar esa tercera entrada que mencionas a Atus, para dar mi opinión final.

Besos, Peka.

ciudadrednell said...

último aviso.
Ya etá disponible el programa para el SEXTO ENCUENTRO NACIONAL DE ESTUDIANTES DE LITERATURA Y LINGÜÍSTICA http://sextoenell.blogspot.com
“De eFectos Literarios”
Van a estar Monica Lavín, Gonzalo Celorio, Adolfo Castañón ademàs de muchas revistas y más de 100 ponencias de estudiantes.
Nos vemos En EL ENELL :D
http://sextoenell.blogspot.com

:::X@Vy::: said...

hay compa, pues ya te he dicho hartas veces que escribes rete bonito (ya se ya se mi pueril manera de escribir no va), a veces ni comento por qué siento que arruinaria la poesia de el momento, pero ya sabes que soy fans!

de requiem I y II, que te puedo decir?

melancolia? el otro día soñé algo similar, y me desperte chillando.

pk said...

anónima y shav: gracias, y ya vieron? smaps académicos!

(ok. va la tercera)

abrazos

Anonymous said...

:(

Erranteazul said...

Y como dijera San Agustín: "Señor, hazme santo...pero todavía no".

Allá en mi pueblo, formé en el coro. Las voces...ahhh, las voces.

Vos siempre removés mi memoria. Siempre.

Tqs PK.

Ahh...el poema de Borges...hermoso!