Thursday, October 16, 2008

réquiem / iii

iii. lux aeternam.


a las ocho de la mañana leticia estaba muerta. la casa tenía el olor de la tranquilidad de un cuerpo que ya no sufre. el silencio acompañaba a los pequeños movimientos creados por el viento y permitía que el mar, a lo lejos, cantara con su incansable voz de sirena. las gaviotas y los pelícanos graznaban colores nacarados en su lucha por llevar comida a sus pequeños. leticia estaba en su cama, fría, con el rostro tranquilo. dicen que cuando uno muere, la cara se congela con el gesto del último aliento; por eso creo que se fue en paz. el dolor la desbarató y extenuó hasta momentos antes de exhalar ese sonido emitido por su boca, ese suspiro suave con el que pareció quedarse dormida. y se fue sola. se fue como nos vamos todos. et lux perpetua luceat eis. el sol levanta. salí a dar una vuelta por la playa. a estas horas el mar se ve como realmente es: curvo. a lo lejos una manada de delfines juega en el centro de un cardumen, festín de excesiva comida y diversión que llega hasta la playa como carcajadas o como chillidos. los veo y me acuerdo de mi infancia. del coro. de aquel niño con mejillas rojizas llegado del otro lado del océano para conquistar mis tardes sin saberlo. aun escucho su voz en la lejanía del mar, la lejanía que traspasa la frontera de su prematura muerte. y sólo es el comienzo del día. dies irae. “día de ira aquel día en que los siglos serán reducidos a cenizas”. nada hay que nos salve de la destrucción de las formas. el tiempo se desvanece en la comisura del ojo insomne, del ojo que escupe violetas y gritos rojos. gritos sordos como silenciosas caracolas aplastadas. el mundo se derrite, lo sólido no existe. ya nos fuimos, lety, lelticia, ya nos fuimos. sólo queda este día, este momento desde el cual, con mi cuerpo tibio acostado en la arena, te envío un beso de fuego con olor a menta y a hierbas. amén.

11 comments:

D said...

Me gustó muchísimo.

Invisible Soledad said...

Leí los tres... me gustaron mucho. De verdad mucho.

Un beso, querido.

pk said...

gracias, de y soledad queridos. besos pa' los dos.

MORGANA said...

...su inevitabilidad y su inminente llegada (respecto a la gran línea del tiempo de la existencia) nos hace encogernos ante su radicalidad y conforme se acerca nos hace pensar en cosas que nunca tendríamos en cuenta...
PK, hermosos escritos, besos poeta.

anónim/a said...

Concuerdo con D: a mí también me gustó muchísimo!
Me voy con este misterio:
"el mar se ve como realmente es: curvo"

Besos, Peka.

pk said...

morgana y anónima, gracias, pero sin duda este blog se sabe mejor con su visita. besos

Julio César Toledo said...

Mi querido King, gracias por el texto y gracias por tus buenos deseos, nos estamos viendo.

Atus said...

Aprovecharé un espacio para comentar todo.

ii. Dies Irae

Es un canto hermoso y profundo. Lleno de consistencia; consistencia que no es tosquedad ni algo lejano; no, es como un fluir de lágrimas condensadas.
Creo que es un episodio difícil: la aparición de este niño es notable...

iii. Lux Aeternam

Mahleriano, hermosamente mahleriano. Lleno de ese sentir apretado de contemplar en su figura original al mar (hermosa acotación acerca de la forma real de éste).

Un trabajo hermoso, pk. Tras la lectura de todo debo retractarme de lo dicho en el número i.

Un abrazo.

Atus said...

Agrego: Genial trabajo el de tus fotos. Debes haber intuido alguna vez que siento un cariño especial por la Mitología (esa en especial). Envidio que estés viendo semejante lid por los senderos de Asgard.

Erranteazul said...

amén.

El mar, tu mar, me habla.

Porque tú me llevaste, miro desde aquí sus huellas en la arena, en la arena dorada de mi playa. Se confunden con esasotras que cada tarde están ahí.

Y más lejos, se pierde entre la bruma del oleaje...mi sueño.

MORGANA said...

Oh le temps a tourné je compte les pousses
Des autres fleurs de saison...

bisous